El misterio de los dodecaedros romanos

El misterio de los dodecaedros romanos

Estos misteriosos objetos, conocidos como los “dodecaedros romanos”, han desconcertado durante mucho tiempo a los arqueólogos.

Se ha dicho de ellos que son un arma de guerra, una palmatoria, un juguete infantil, un instrumento astronómico y un símbolo religioso – por nombrar solo alguno de sus usos. ¿Pero, qué es en realidad este misterioso objeto?

Hay libros y sitios web dedicados a su identificación, disertaciones centradas en descubrir la verdad, libros y estudios dedicados a discutir cuál es su función. Incluso puedes hacerte seguidor de ellos en Facebook.

Sin embargo, en lo único en lo que los historiadores parecen estar de acuerdo es en el nombre para este extraño objeto: dodecaedro romano.

Esa parte era fácil, ya que la forma matemática de este artefacto es la de un dodecaedro. Quedaría mejor descrito como un objeto geométrico de bronce o de piedra que tiene doce caras pentagonales planas, cada una con un agujero circular en el centro (no necesariamente del mismo tamaño). Todas las partes están conectadas para crear un hueco en el centro.

Datan de algún momento de los siglos II-III d.C. y han ido apareciendo por toda Europa. Los arqueólogos han encontrado la mayoría de ellos en Francia, Suiza y algunas zonas de Alemania donde los romanos llegaron a gobernar.

Sin embargo, su uso sigue siendo un misterio, sobre todo porque los romanos, que habitualmente llevaban meticulosas cuentas, no hacen mención de ellos en los registros. Y el hecho de que su tamaño varíe desde los 4 hasta los 11 cm, y que posean una especie de botones o protuberancias decorativas, solo consigue hacer más difícil la identificación de su función.

Las especulaciones de los historiadores han dado lugar a muchas hipótesis diferentes, que es a lo máximo a lo que podemos aspirar a llegar. Pocos arqueólogos hacen además comentarios sobre ellos, ya que el dodecaedro no se inscribe en un área cultural específica y por tanto no es su área de especialización. Incluso las teorías que existen son muy debatidas entre los historiadores.

Plutarco, el famoso historiador griego, identificó el dodecaedro como un instrumento esencial para los signos del zodíaco. Las doce caras representarían a los doce animales en el círculo del Zodíaco, pero también esta teoría entra en conflicto con el argumento de las protuberancias decorativas que presenta.

“Mi opinión es que se trata de otra pieza cuya utilidad nunca quedará resuelta por completo, a pesar de que tenemos la suerte de poder contar con el testimonio de Plutarco,” dice Andrea Galdy, doctora de la Escuela de Historia del Arte y Arqueología de la Universidad de Manchester y en la actualidad profesora de Historia del Arte en Florencia, Italia. Galdy no ha trabajado en esto personalmente y no se considera una especialista, pero tiene mucha experiencia en el etiquetado de objetos.

Los bloggers de todo el mundo están perplejos, ya que discuten sobre la finalidad que podrían tener los orificios de diferente tamaño y por qué se están descubriendo en toda Europa y no en un área concreta. Uno de ellos fue encontrado en la tumba de una mujer, lo que ha llevado a muchos a considerar que se trata de un “objeto religioso”.

¿Serías tú capaz de hacer lo que los arqueólogos no han podido hacer?  ¿Podrías ayudar a resolver el misterio? Si tienes alguna teoría