Las misteriosas “piedras de la sequía” que aparecieron en Europa y preocupan a los científicos

Las misteriosas “piedras de la sequía” que aparecieron en Europa y preocupan a los científicos

¿Qué son y cuál es el significado de la aparición de estas misteriosas piedras? ¿Y por qué los científicos están preocupados

Las misteriosas "piedras de la sequía" que aparecieron en Europa

CIENTIFICOSEUROPAPIEDRASSEQUÍA

Recientemente, Europa afrontó una de las olas de calor más agresivas que se ha visto en la historia del continente, por lo que los ciudadanos de países que normalmente son fríos incluso en verano han optado por abastecerse de aires acondicionados y otros aparatos que los ayuden a sobrellevar el calor.

Por la misma causa, los niveles de las aguas han descendido, por lo que algunos ríos de distintas regiones del continente han dejado al descubierto varias reliquias antiguas, y ahora se ha descubierto algo mucho más misterioso, las llamadas “piedras de la sequía” o “piedras del hambre”.

Estas piedras se han dejado ver principalmente en el rio Elba en la República Checa, y dejan ver en sus inscripciones que se elaboraron a modo de advertencia sobre los peligros del bajo nivel de las aguas. Algunas de las rocas datan del año 1616, otras de años anteriores, como de 1417 y llevan inscritas pasajes poco alentadores como Si me ves, llora. Al parecer, concientes de que la sequía era grave, los habitantes de la región hacían esas inscripciones cuando las rocas quedaban a la vista.

Fuente: AP Europa/Twitter

Fuente: Science Channel/Twitter

Otra piedra hallada en Alemania lleva la leyenda Si otra vez ves esta piedra, también llorarás, tan baja era el agua en 1417”.

La razón por la que estas piedras son tan comunes en algunas zonas de Europa es porque desde la antigüedad las sequías se convirtieron en eventos muy temidos por la población debido a las dificultades a las que daban lugar en todos los aspectos de la vida. El transporte de barcos y falta de comida eran problemas comunes, por lo que las rocas fueron plantadas como una advertencia para generaciones futuras.

Las sequías en las aguas de Europa han dejado otras cosas al descubierto, como bombas y granadas de la Segunda Guerra Mundial. Aunque estos descubrimientos son preocupantes, y confirman (cómo si fuera necesario) los efectos del cambio climático, los científicos han declarado que ninguna sequía del siglo XXI ha sido tan larga como las de siglos anteriores.