Viajar con frecuencia nos hace más felices

Viajar con frecuencia nos hace más felices

Viajar con frecuencia nos hace más felices

¿Estás pensando en tu próximo viaje? Un estudio comprueba que quienes dedican más tiempo a planificar viajes son un poco más felices

Debido a la crisis sanitaria provocada por la pandemia a de COVID-19, mucha gente se ha quedado sin poder viajar. Cada día que pasa tenemos más ganas de salir a conocer nuevos lugares y salir casa.

Un estudio de la Universidad Washington State ha podido comprobar que los viajeros frecuentes son un 7% más felices que las personas que no viajan en absoluto. Para llegar a esta conclusión los investigadores encuestaron a 500 taiwaneses con el fin de averiguar por qué algunos individuos viajan con más frecuencia que otros, y si las experiencias turísticas a lo largo de un año tienen un efecto prolongado en la felicidad y el bienestar.PUBLICIDAD

La investigación llevada a cabo por Chun-Chu Chen, profesor asistente en la Escuela de Administración de Empresas de Hostelería en esta misma universidad, se publicó en diciembre del año pasado en la revista Tourism Analysis, una revista  especializada en promover el debate entre profesionales del ocio y el turismo.

Quienes viajan son más felices que quienes no lo hacen

Los resultados muestran que las personas que prestan más atención a la información relacionada con el turismo y hablan frecuentemente de sus planes de viaje tienen más probabilidades de irse de vacaciones con regularidad que quienes no piensan constantemente en ello.PUBLICIDAD

Además, al preguntar a los participantes sobre su bienestar general, aquellos que viajaban regularmente, al menos a unos 121 km de su casa (menos de lo que hay entre Madrid y Ávila) resultaron estar un 7% más contentos que quienes viajaban poco o apenas lo hacían.

Para medir la importancia que tenía viajar en la vida de los participantes, Chen investigó cuánto tiempo dedicaban a planificar sus futuras vacaciones y cuántos viajes hacían en un año. De los 500 participantes en la encuesta, un poco más del 50% afirmó haber realizado más de cuatro viajes placenteros al año.

A pesar de que hay factores como el trabajo, la vida familiar o los amigos que tienen más preponderancia en los informes generales de bienestar, el autor del estudio considera que la acumulación de experiencias de viaje parece tener, aunque pequeño, un efecto notorio en la satisfacción vital.

Qué beneficios aporta viajar

El estudio reafirma la importancia que tiene evadirse de la rutina y experimentar nuevas sensaciones, sobre todo tras un año en el mucha gente ha tenido que quedarse en casa a causa de la pandemia. Según una encuesta realizada por PANGEA The Travel Tour al inicio de la desescalada, el principal deseo del 55% de los participantes tras el confinamiento era irse de viaje.

Una investigación financiada por la Fundación Nacional de Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés), ya demostró que valoramos más la experiencia que aseguran unas vacaciones. Esto se debe a que se trata de experiencias propias y no se pueden comparar con objetos materiales que muchos otros pueden tener.

la felicidad de unas vacaciones

La compra de experiencias mejora las relaciones sociales, constituye una parte más importante de la identidad de una persona y evoca menos comparaciones sociales que las compras materiales, según otro estudio de la Universidad de Cornell sobre los beneficios de viajar.

El principal deseo del 55% de los encuestados tras el confinamiento era irse de viaje

La investigación de Chen es la primera que analiza el efecto de los viajes a lo largo de un año, en comparación con otros estudios realizados en el terreno. La tendencia común hasta ahora examinaba la influencia en el alivio del estrés, la salud y el bienestar de un viaje concreto.

Restricción de viajes debido a la pandemia

Teniendo en cuenta las restricciones de viaje debido a la pandemia de COVID-19 y los estragos que ha producido en el sector turístico, Chen considera que la industria turística podría aprovechar estos resultados, por ejemplo lanzando campañas en los medios sociales y publicando hashtags sobre los beneficios científicos de las vacaciones.

Todavía es pronto para saber cuándo podremos viajar de nuevo libremente. Mientras tanto podemos visitar sitios cercanos, o viajar con nuestra imaginación desde nuestro cómodo sofá.