¿Cuál es el origen del amigo invisible?

Consiste en que varias personas participan haciéndose regalos entre ellos.
¿Cuál es el origen del amigo invisible?

Consiste en que varias personas participan haciéndose regalos entre ellos sin saber quién ha sido el que ha hecho cada regalo. Esta especie de juego hace más interesantes los regalos navideños. En principio, los participantes deben conocerse entre sí y el número de participantes no debe ser muy elevado.

¿Cuáles son sus orígenes?

Hay quien sitúa el nacimiento del amigo invisible en la Venezuela del siglo XIX, cuando a las mujeres casadas o prometidas no les estaba permitido tener amigos íntimos ni, mucho menos, recibir sus regalos. Para esquivar la prohibición, grupos de hombres y mujeres comenzaron a reunirse para intercambiarse obsequios de una manera diferente: los participantes sacaban, de forma aleatoria, un trozo de papel con el nombre de la persona a la que le tocaba hacer un regalo. Lo que empezó llamándose «compadre secreto de papelito» acabó traspasando fronteras pasó a conocerse como «amigo invisible».

De Texas a Escandinavia

Otros se decantan por Estados Unidos como el lugar que vio nacer esta enigmática tradición. Además, se atreven incluso a dar un nombre: el del filántropo Larry Dean Stewart, el Santa Claus Secreto. Era un hombre de Kansas que perdió su trabajo varias veces, siempre en Navidades. Pero, lidiando con la mala suerte y con un destino que parecía avocado al fracaso, invirtió en una televisión por cable y se hizo millonario. A partir de entonces, cada Navidad enviaba dinero de forma anónima a personas que lo necesitaban. No reveló su identidad hasta que supo que estaba muriendo de cáncer. Muchos creen que él fue el verdadero precursor del amigo invisible.

Pero las teorías no terminan aquí. Algunos ven Europa como la cuna de esta curiosa costumbre y aseguran que el amigo invisible procede de Escandinavia. ¿La razón? En los países nórdicos existe una tradición llamada «Julklapp» (Jul: Navidad; Klapp: golpear) que se parece bastante a nuestro juego. Se dan unos golpes en la puerta, se abre y se meten los regalos en casa; un homenaje a los ayudantes de Papá Noel, duendecillos, amigos invisibles que ayudan a repartir los regalos cuando a su jefe no le da tiempo. Cada paquete lleva un acertijo, un poema o una dedicatoria que sirve como pista de a quién va destinado cada obsequio. A diferencia de los que se hace en nuestro amigo invisible, no se limitan a escribir un nombre en un papel.

Algunas damas venezolanas casadas o comprometidas no podían tener amigos, y para intercambiar regalos tenían a compadres y con otros grupos de amigos se reunían para hacer estos interesantes regalos.  Así, se escogía aleatoriamente el nombre de una persona al sacar un papel escrito de un recipiente.

Luego ya se extendió por diferentes países, y la manera de hacerse es la misma que en un inicio, aunque adaptado a todo el mundo y no solamente a las mujeres casaderas.

¿Cómo se organiza el juego?

Se organizar tal como hemos visto su origen. Un grupo de amigos se reúne, se apuntan todos los nombres de los participantes del grupo en una caja y cada participante saca un papelito al azar. El nombre que indica es a quien tiene que hacer el regalo. Pero es secreto y no puede decirse en voz alta.

Aunque no es necesario que sea en fechas navideñas, lo cierto es que hace años que se estila para estos días. Cada grupo debe pactar un precio máximo en el que se gastarán el regalo. En la actualidad, además, se estilan los juegos de amigos invisibles online. De manera que un organizador envía un mail y aleatoriamente toca una persona que es el nombre que se recibe en el mail. Es otra forma cómoda de hacerlo porque no hace falta que los integrantes del grupo se reúnan físicamente.

La reunión final es cuando se entregan los regalos que deben envolverse bien y poner el nombre de cada integrante. Se suelen repartirse de uno en uno y se sigue sin saber quién ha regalado a quién.

Fuente: OK Diario y ABC Noticias

A %d blogueros les gusta esto: