Qué son los calambres musculares y cómo puedes evitarlos

Evitar los calambres musculares es sencillo con simples ejercicios

calambres musculares
Aprende qué son los calambres musculares y cómo puedes evitarlos

Seguramente hayas tenido en tu vida calambres musculares y sepas lo que se siente al experimentar uno: es doloroso y muy molesto. Pero los calambres, a pesar de ser experimentados por todos los seres humanos, tienen causas desconocidas, aunque hay algunas situaciones que los pueden causar.

Se cree que la causa principal de estos sería realizar un esfuerzo excesivo mientras hacemos ejercicio, ya sea en intensidad o duración. Pero hay otros factores que los pueden causar y también formas de evitarlos.

¿Qué causa los calambres musculares?

Los calambres suelen afectar a los músculos de las piernas, como los cuádriceps (área frontal del muslo), los isquiotibiales (posterior del muslo) y los gemelos (pantorrilla), pero cualquier músculo del cuerpo puede sufrir un espasmo.

Comúnmente sus causas son el esfuerzo excesivo, la incorrecta técnica del ejercicio, la deshidratación, la falta de electrolitos en la dieta o la pérdida de ellos a través del sudor, las altas temperaturas o el riego sanguíneo insuficiente en los músculos.

Entonces, ¿cómo evitar los calambres? Primero, gradúa la duración e intensidad del ejercicio. Esta es la forma en que tu cuerpo se adaptará al aumento de la actividad física. No fuerces tu cuerpo a lo que no puede hacer.

Luego, estira los músculos, ya que estirar los músculos reduce la posibilidad de calambres, pero si bien esto es parcialmente cierto, si tienes calambres frecuentemente es conveniente que consultes a un médico.

Mantente hidratado y bebe agua suficiente. Puedes saber si estás correctamente hidratado por el color de tu orina. Si es oscura, tienes que beber más agua.

Reemplaza los electrolitos perdidos, pues  mantener una dieta equilibrada es clave para evitar los calambres. Deberás agregar más sal a tus comidas (consulta antes a tu médico) o beber alguna bebida isotónica energética.

Consigue un buen equipamiento, pues ayuda a reducir los calambres. Por ejemplo, debes tener las zapatillas adecuadas para el deporte que realices, vestir prendas transpirables, etc.

Estira el músculo al momento del calambre y, en elmomento de sentir el dolor, estira cuidadosamente el músculo para reducir la presión y mantenlo estirado hasta que cese el dolor.

Si los calambres son en los cuádriceps, mantente de pie, levanta el tobillo hacia tus nalgas y mueve la parte superior del pie junto con el talón.

Para calmar un calambre en la pantorrilla, coloca tu mano sobre el músculo y ve subiendo por la pierna hasta llegar a la rodilla.

Para eliminar los calambres en los isquiotibiales, siéntate y estira tu pierna pierna sin flexionar la rodilla mientras intentas inclinarte hacia delante hasta tocar tu pie.

A %d blogueros les gusta esto: