Dinosaurios en el Amazonas?

Dinosaurios en el Amazonas?

5 December, 2018 Desactivado Por gdsradio
Compartir Buenas noticias es contribuir a la cultura universal
Reading Time: 8 minutes
Entre todos los avistamientos de Criaturas & Animales misteriosos reportados al rededor de la tierra, existe una categoría muy conocida & popular que es la de los avistamientos de dinosaurios. Así como lo escuchaste, dinosaurios que merodean los pastizales, bosques & junglas de este mundo en pleno siglo XXI como si nunca se hubiesen extinguido de la faz de la tierra. Reportes fantásticos de avistamientos en todo el mundo & en particular África, donde los reportes son muy comunes & conocidos como el caso de Mokele-Mbembe, un dinosaurio que habita en los ríos del Congo Africano. Pero otros reportes un poco menos conocidos de avistamientos de dinosaurios los podemos encontrar en Sudamérica, aquí entre los bosques, junglas & desiertos remotos del continente sudamericano existen reportes extraños de avistamientos de dinosaurios que a lo mejor & posiblemente comprueben que los dinosaurios, a partir de todo, siguen caminando en este mundo, como siempre lo hicieron.

La Selva Amazónica (La selva mas grande del mundo)
Algunos de los reportes mas conocidos acerca de los avistamientos de dinosaurios en Sudamérica fueron hechos por el famoso geógrafo & explorador Británico Percy Fawcett, al cual se le conoce por su determinación en demostrarle al mundo que una ciudad perdida existía en el interior de la Selva Amazónica a la cual, en 1925 emprendió un viaje dispuesto a encontrar con su paradero pero de la que jamás se le volvió a escuchar, convirtiendo su desaparición es uno de los misterios mas grandes del mundo moderno. Uno de los aspectos mas interesantes de sus aventuras eran los reportes de criaturas & animales extraños de los cuales encontró en su camino. además de las hormigas escupe-acido, perros de doble nariz, gato-perros híbridos, arañas & víboras gigantes, al parecer Percy también fue testigo & le contaron historias & encuentros con dinosaurios reales que habitaban dentro de lugares remotos e inexplorados de la Selva Amazónica. Una de las historias que se le había sido contada a Percy & de la cual el escribiría acerca de ella en una carta escrita en 1919, era en la que mencionaba que una criatura extraña & parecida a un dinosaurio se encontraba merodeando las selvas de Bolivia & de la cual decía lo siguiente:
Un amigo mío, el cual se desempeña como comerciante en los ríos locales & del cual confio completamente, me contó que en un lugar de la Selva Amazónica (entre la frontera de Brasil Y Bolivia) observo lo que parecía ser la cabeza & el cuello de un reptil gigante parecido a un Brontosaurio. El susto al parecer fue para los dos ya que el “dinosaurio” al verlo se desplazo rápidamente hacia la profundidad de la selva. Los nativos del lugar al parecer conocen & se encuentran familiarizados con la “bestia” & sus caminos & aunque jamás yo e sido testigo de algo similar, estos campos & selvas son tan grandes e impenetrables que seria imposible explorarlas.

El Brontosaurio – similar al reportado en la Selva Amazónica
El explorador Percy Fawcett también hizo una corta mención en una de sus tantas notas de algo muy extraño & grande, similar & muy parecido a un dinosaurio en los campos de Bolivia, del cual mencionaría lo siguiente:
Una misteriosa & al parecer enorme criatura a sido frecuentemente perturbada en los pantanos, posiblemente un monstruo primitivo similar a los reportados en otras partes del continente. Ciertamente pisadas extrañas han sido encontradas pertenecientes a una especie no conocida, pisadas gigantes & mucho mas grandes hechas por un animal desconocido al ser humano.
El relato es muy corto & escaso en detalles, lo que es un poco raro de Percy, ya que el normalmente hacia lo imposible para describir en sus notas, los mas mínimos detalles de sus expediciones. También existe la certeza que esta criatura o al parecer dinosaurio, no fue mencionado mas en sus diarios & nunca mas se volvió hablar de el, lo que la convierte en un caso frustrante ya que no se puede saber con cierta claridad que fue lo que Percy observo en esas selvas inexploradas. Percy también menciona en varios puntos de sus historias el haber escuchado historias & relatos de nativos, las cuales hablan de enormes & misteriosas pisadas a lo largo del río Acre, cerca de donde las fronteras de Perú, Bolivia & Brasil se juntan, las cuales fueron hechas por un animal jamás visto.

El explorador Británico Percy Fawcett
Otro de los primeros exploradores de Sudamérica que escribió reportes de posibles avistamientos de dinosaurios en la región fue el Alemán Franz Hermann Schmidt, quien en Octubre del año 1907, mientras se encontraba explorando en el interior de la selva peruana junto con el Capitán Rudolph Pfleng & unos guías nativos de la región tuvieron un encuentro cercano con algo “inusual”. Cuenta Franz Hermann que al llegar a un valle encontraron una área a lo largo del río Solimoes un poco extraña, ya que esta área carecía raramente de animales acuáticos como los cocodrilos & víboras acuáticas o algo un poco mas raro, este lugar carecía de cualquier tipo de vida en general. Mas adelante del camino los exploradores encontraron unas pisadas gigantes de lo que parecía ser un animal muy inusual las cuales causaron inquietud & ansiedad en los guías nativos los cuales advertían que mejor se debería regresar, pero aparentemente aun así, los exploradores decidieron acampar en ese lugar. Al siguiente día pisadas frescas habían sido encontradas a lo largo del río cerca del campamento & de las cuales el Capitán Rudolph anuncio que habían decidido seguirlas & ver hacia donde los llevaría. Un poco después de esto hubo una conmoción en la selva que hizo a los pájaros & monos alterarse & comenzar a moverse entre los árboles como si algo se acercaba, cuando de repente entre la selva observaron como una figura grande & oscura se desplazaba, quebrando ramas & troncos en su camino lo cual ocasiono que uno de los guías nativos saliera asustado, corriendo hacia las canoas. Hermann Schmidt escribiría del incidente lo siguiente:
Uno de los nativos asustados comenzó a remar rápidamente en la canoa alejándonos de la orilla del río & antes de que lo pudiéramos detener ya nos encontrábamos cerca de 30 metros (100 pies) de la orilla del río. Al momento ya no podíamos observar nada mientras que el Capitán Pfleng & yo en ningún momento dejamos de portar nuestros rifles para remar. De repente hubo mucho movimiento entre las plantas acompañado del sonido de aleteos fuertes que golpeaban en el agua mientras los monos alterados & gritando, se alejaban rápidamente del lugar. El silencio se apodero del lugar por mas de 10 minutos, nada se escuchaba, cuando de repente un “bulto grande & verde” comenzó a moverse, regresando hacia el río, fue cuando vimos aquel monstruo aterrador que ahora describiré:
La cabeza apareció sobre unos arbustos de unos 3 metros (10 pies) de altura. Era del tamaño de un barril de cerveza & tenía la forma de un Tapir, como si la “trompa” la usara para jalar cosas o agarrarlas. Los ojos eran pequeños & similares a los de un cocodrilo. A pesar del barro medio seco de lugar, pudimos observar que el cuello, que era muy parecido a una serpiente, sólo de una proporción más gruesa, estaba áspero anudado como el lado de un cocodrilo en lugar de su espalda. Evidentemente, el animal no vio nada extraño en nosotros, si es que se dio cuenta de nosotros & avanzó hasta que estuvo a no más de 45 metros (150 pies) de distancia. Pudimos verle parte del cuerpo, que yo juzgaría, el animal tenía de dos a tres metros (ocho o nueve pies) de grosor en los hombros, si se podía usar esa palabra, ya que no había patas delanteras, solo algunas grandes aletas pesadas con garras. La superficie era como la del cuello.

La Selva Peruana – densa e impenetrable
Si todo esto no fuera bastante dramático & desgarrador, al parecer el encuentro con este animal no termino aquí & continuo cuando el Capitán Pfleng alzo su rifle & le disparo, lo que suele suceder cuando el ser humano se encuentra frente a lo desconocido, pero los exploradores solo pudieron observar como esa bala rebotaba en la cabeza huesuda del animal. Schmidt también disparó & esta vez lo golpeó en la base del cuello, lo que también pareció tener poco efecto. Según el relato de Schmidt, luego comenzaron a descargar sus armas sobre la criatura masiva, lo que la envió huyendo al agua fangosa. Schmidt relataría lo que sucedió a continuación:
Tan rápido como pudimos, disparamos siete tiros en él, & creo que todos golpearon. Parecían molestar a la criatura pero sin causarle algún daño. De repente, se lanzó hacia adelante de una manera tonta & torpe. Tanto Pfleng como yo lo perdimos de vista cuando entró al agua. Estaba ansioso por ver sus patas traseras, si es que las tenía. Miré de nuevo solo a tiempo para ver lo último que dejaba la tierra: una cola pesada con gruesos bultos caídos. La cabeza aún era visible, aunque el cuerpo estaba oculto bajo el agua, debo decir que la criatura tenía 10 metros (35 pies) de largo, con al menos tres o cuatro de esta dedicados a la cabeza & el cuello.
En tres segundos no se observo nada excepto las olas del agua fangosa, los movimientos del crecimiento junto al agua & un mono con sus partes traseras inservibles trepando por la copa de un árbol. Mientras los indios remaban frenéticamente, puse una bala sobre el pobre mono para que dejara de sufrir. No habíamos avanzado un centenar de metros antes de que Pfleng me llamara & señalara hacia la derecha. Sobre el agua, a un cuarto de kilómetro de distancia apareció la cabeza & el cuello del monstruo. Debió haberse sumergido & pasado justo debajo de nosotros. Después de unos segundos de mirada, comenzó a nadar hacia nosotros, & como nuestras balas no parecían tener ningún efecto, decidimos alejarnos. Perdiéndolo de vista detrás de una isla
Se ha sugerido que tal vez que este informe fue una adición de Schmidt a sus historias para animar las cosas, pero no hay forma de saberlo o comprobarlo. En los restos hay otra cuenta histórica perdida enterrada en las notas de un explorador olvidado, sin forma alguna de verificar su veracidad & para permanecer en el reino de la especulación
Aunque Schmidt & compañía según el informe no lograron matar a la presunta bestia salvaje, hubo otros casos en los que supuestamente si lograron matar a un dinosaurio & de los cuales te estaremos contando muy pronto en el segundo capitulo de “Los Dinosaurios Perdidos de Las Amazonas – Mito o Realidad?”