¿Por qué un ‘sol artificial’ creado en China es clave para la energía del futuro?

¿Por qué un ‘sol artificial’ creado en China es clave para la energía del futuro?

21 November, 2018 Desactivado Por gdsradio
Compartir Buenas noticias es contribuir a la cultura universal
Reading Time: 2 minutes
Reactor nuclear experimental alcanzó una temperatura casi siete veces mayor que la del núcleo del Sol, un hecho sin precedentes en la comunidad científica.

Camino a nuevas formas de energía. Un reactor nuclear experimental en la ciudad de Hefei, al este de China, alcanzó una temperatura del plasma de más de 100 millones de grados celsius, casi siete veces más que la del núcleo del Sol, según el portal de noticias China.org.cn

Dicho nivel, en condiciones estables, es necesario para conseguir la fusión del núcleo de los átomos. Es la primera vez que el reactor de fusión termonuclear EAST (Tokamak Superconductor Experimental Avanzado por sus siglas en inglés), llamado “sol artificial”, llega a esta temperatura.

El Instituto de Ciencia Física de Hefei, dependiente de la Academia de Ciencias de China (CASHIPS) y encargado del proyecto, apuntó que el hecho “pone las bases para el desarrollo de energía nuclear limpia” con el deuterio y tritio, isótopos radioactivos hallados por cantidad en océanos.

Esta fusión nuclear tampoco produce deshechos radioactivos, por lo que es “extremadamente beneficiosa para el medioambiente”, resaltó el portal, citado por la agencia EFE. Además, los avances ayudarán a construir el Reactor Experimental Termonuclear Internacional (ITER, en inglés).

El citado proyecto se desarrolla en el sur de Francia con la participación de 35 países, entre China, Estados Unidos y Rusia, así como la Unión Europea. La fusión es una reacción química donde dos átomos se unen para formar uno más grande. El proceso libera enormes cantidades de energía.

Esta incluso supera los niveles de energía de la fisión que se realiza en las centrales nucleares. El objetivo a alcanzar es imitar el proceso que se produce naturalmente en las estrellas para poder conseguir una fuente de energía limpia e inagotable.

Hace dos años los científicos del CASHIPS consiguieron mantener estable la fusión del núcleo durante 102 segundos, un récord hasta la fecha, tras elevar la temperatura del hidrógeno hasta los 50 millones de grados celsius, con lo que pasó de gas a plasma: el cuarto estado de la materia.

Ahora se busca prolongar lo más posible el tiempo de fusión en forma estable y controlada, lo que se estima podría llevar aún varios años o décadas.