El gen de la maldad ¿Se nace malvado?

El gen de la maldad ¿Se nace malvado?

24 agosto, 2018 Desactivado Por gdsradio
Compartir Buenas noticias es contribuir a la cultura universal

En nuestra historia han existido seres humanos despreciables, nos basta con ver las acciones de Adolf Hitler, Pol Pot, Atila, Gilles de Rais, Nerón, Calígula, Elizabeth Báthory, Shirō Ishii, entre muchos otros.

Seres infames que no debieron existir, sin embargo, es difícil saber si realmente nacieron malvados o fue su entorno y crianza que los hicieron malos. Para algunos investigadores, la maldad va atada a nuestros genes, y algunas personas simplemente son malas de nacimiento; la malignidad forma parte de su naturaleza.

Muchas de ellas no llegan a asesinar, pero actúan siempre con una intención malévola, porque simplemente no tienen la capacidad de amar y hacer el bien. El llamado gen del mal ha demostrado ser difícil de encontrar, y aquí es donde existen posturas diversas; los científicos que están a favor de su existencia, y los científicos sociales que lo toman como algo no decisivo.

Si bien la ciencia no está cien por ciento clara en la existencia de un gen malvado, sí es cierto que muchos coinciden en que hay circunstancias biológicas y culturales que propician la perversidad. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Wisconsin reveló que los criminales psicópatas muestran una reducción de las conexiones entre la corteza prefrontal, la parte del cerebro responsable de sentimientos como la empatía y la culpa, y la amígdala, que interviene en el miedo y la ansiedad.

La psicología ha encontrado que las personas que cometen actos criminales siendo adultos fueron generalmente niños abusados y con una infancia complicada. Pero por otro lado, no todos los niños maltratados crecen para ser criminales. No todos los psicópatas que nacen con su trastorno, se vuelven asesinos en serie o genocidas. Las tendencias genéticas hacia los comportamientos violentos, no implican que exista un gen del mal, porque eso significaría que existieran familias enteras de asesinos. No es algo que pueda heredarse o llevarse en la sangre como un único gen causante de todo.

En 1993 se estudió una familia en Holanda en la que todos los hombres tenían un historial de violencia. Los estudios revelaron que todos tenían variantes en el mismo gen. Este gen produce una enzima llamada MAOA que regula los niveles de neurotransmisores involucrados en el control de los impulsos. Así se descubrió que si alguien padece una mutación del gen MAOA, está predispuesto a la violencia.

Parece que una tendencia genética hacia la violencia y el abuso infantil son literalmente una combinación asesina. Esto sugeriría que los homicidas nacen y se hacen al mismo tiempo. Actualmente, se siguen realizando estudios para determinar el origen de la maldad.