La Izquierda y el Gramscismo

La Izquierda y el Gramscismo

4 July, 2018 Desactivado Por gdsradio
Compartir Buenas noticias es contribuir a la cultura universal

Redacción: Periodista Ulises Catriel Cuenca 

El Partido Comunista Italiano fue fundado expresamente por Antonio Gramsci. Ello fue posible gracias a su puesta como discípulo reconocido de Karl Heinrich Marx.

El filósofo italiano supo sostener en más de una ocasión que su triunfo ‘Revolucionario’ iba a darse gracias al ‘dominio’ totalitario de la cultura. En síntesis, conquistando plenamente la educación, religión y todo medio de comunicación existente. En este último caso, se refería a medios de prensa, emisiones radiales, cinematografía y canales de televisión.

De tal modo, podía asegurarse eso como una manera sutil y de por más incruenta de intentar quedarse con todo un país y expandirse. La meta se vaticinaba en lavar las mentes, especialmente las más juveniles, con ideales anarquistas, resentidos y desquiciados.

Vale destacar que Gramsci era un adelantado y astuto para la época, quién también leía en buena parte el futuro de la política. Para nada estuvo equivocado, ya que en la actualidad hay un claro apogeo del Gramscismo. Periodistas y opinólogos complacen dichos ideales, incrustándolos forzosamente en la sociedad actual sin pudor alguno.

El Marxismo, por su parte, se ha encargado de desatar tal lucha guerrillera, más bien desde la década del ’70. Obviamente, desde un lado secreto y oculto con el afán de poder imponer lo que solamente ellos ven correcto.

En la actualidad, pocos están bien informados sobre los tormentosos ataques a unidades militares. Han logrado victimizarse ellos mismos de aquel letargo originado en 1976, bien preparado para adormecer desde antes.

La Izquierda se encargó de tomar todas esas herramientas y utilizarla con fines que hoy se denotan expuestos: las campañas homosexuales, fomento de adopciones de niños por parte de personas del mismo sexo en aparente matrimonio, encargos de chicos con rasgos físicos a elección y las campañas a favor del crimen abortista. La caída aún está sostenida, pero puede salvarse.

Resultado de imagen para el Gramscismo

Ahora bien, no solamente se fomentan los mensajes, también hay una nueva corriente de guerra ante aquellos que se mantienen en el sentido común. Desde tildes como ‘fascistas’ u ‘homófobos’, hasta escraches y apartados sociales.

Cómo si se tratase de poco, estas organizaciones cuentan con el apoyo de poderosos grupos económicos que lo ven como una oportunidad de negocio. Ello resulta algo ilimitado y sin posibilidad de enfrentamiento.

Sin embargo, tan solo queda ver que tanto pueden lograr y cómo reacciona la gente que tiene y reza por lograr mantener el sentido común en la sociedad.